100 years

Carlo Maserati: El Bianchi pasa de 6 a12 voltios

Carlo Maserati, un genio rebelde

Corría el año 1907 cuando Carlo Maserati concibió una idea revolucionaria: transformar la configuración eléctrica de su Bianchi de competición pasando de los 6 a los 12 voltios. Tras haber militado en las filas del Isotta Fraschini, Carlo, en efecto, había fichado por la escudería Bianchi, equipo con el que no lograría resultados demasiado satisfactorios. Aquel año su rendimiento se vio condicionado por ciertos problemas en el sistema de encendido que le impidieron acabar más allá del séptimo puesto en la Copa Florio y del noveno en la Kaiserpreis. Precisamente por estos problemas de fiabilidad, Carlo Maserati pensó que los motores de la época eran susceptibles de mejora introduciendo una modificación muy ingeniosa y relativamente simple: cambiar la alimentación pasando de los 6 a los 12 voltios.

Nacido en 1881 en Voghera, Carlo Maserati era el primogénito de la familia. Desde muy temprana edad Carlo hizo gala de una mente brillante, llena de ideas, y de un enorme entusiasmo. Su primer empleo como ingeniero lo tuvo en Affori, donde desarrolló, todavía muy joven, su primer motor monocilíndrico para bicicletas. Este propulsor, fabricado en Anzano del Parco por Michele Carcano, fue concebido para ser montado en una bicicleta a la que transmitir el movimiento mediante una correa de cuero. A los dieciocho años Carlo comenzó su carrera de piloto: en 1899 ganó la Brescia-Orzinuovi y en 1900 la Padua-Bovolenta y la Brescia-Cremona-Mantua-Milán. A continuación, en 1901, Carlo trabajó como probador en la FIAT y después, en 1903, pasó a la empresa Isotta Fraschini, en la que ya se encontraba su hermano Alfieri. Al cabo de cuatro años fichó por la escudería Bianchi. Pasó los últimos años de su vida en la casa Junior con su hermano Ettore.

La revolución eléctrica

Con el cambio de voltaje del sistema eléctrico de su Bianchi, Carlo Maserati solucionó los problemas de encendido del carburante dentro de la cámara de combustión. La fiabilidad aumentó de manera substancial, permitiendo unas mejores prestaciones y una mayor continuidad en el suministro. El paso de los 6 a los 12 voltios resultó ser fundamental, no solo para el automovilismo de aquellos años, sino para todos los vehículos que siguieron, hasta el punto de que el voltaje de los sistemas eléctricos de los coches de hoy es, precisamente, de 12 voltios.

El adiós tras resolver los problemas

De los hermanos Maserati, Carlo era sin duda uno de los más inquietos. Un genio dinámico que jamás se acomodó. Tras haber introducido el cambio de voltaje del sistema eléctrico del Bianchi, decidió mudarse a Milán para trabajar con su hermano Ettore, empleado en la fábrica Junior. En 1908 Carlo fue nombrado director de la empresa. Su estilo de vida y su afición por el mundo del motor lo empujaban a trabajar todo el día: tras la jornada laboral en la Junior, en casa desarrollaba su automóvil, un coche con un chasis de madera y con un motor enteramente de su concepción. Precisamente su carácter inquieto y su ritmo frenético de trabajo fueron algunas de las causas por las que enfermó de tuberculosis, dolencia por la que murió en 1910. Simbólicamente se puede decir que Carlo le pasó el testimonio a Alfieri, quien, siguiendo los pasos de su hermano mayor, dio lugar al nacimiento del mito del Tridente.

Secuencia de contenido de celebración del centenario