100 years

LOS HERMANOS MASERATI

Una familia, una pasión

La historia de Maserati es la historia de una familia con ideas osadas, valientes y orientadas hacia el futuro. Todo empieza con Rodolfo Maserati, padre de siete hijos varones. Un ferroviario de la Monarquía Italiana, fundador de una generación que ha escrito páginas brillantes de la historia del automóvil. Los hermanos Maserati fueron alumbrados entre 1881, año natal del primogénito Carlo, y 1898, fecha de nacimiento de Ernesto. Todos ellos compartieron una pasión: el mundo del motor y los coches de carreras.

Carlo Maserati

Extraordinariamente precoz e ingenioso, Carlo es el hijo mayor de la familia Maserati. Cuando cuenta apenas diecisiete años de edad, crea ya su primer motor monocilíndrico. Viendo enseguida el talento que atesora, en FIAT le contratan como piloto probador. En Turín, durante su tiempo libre, crea su primer automóvil. Chasis de madera y motor monocilíndrico, en cierta manera se puede decir que este es el primer Maserati de la historia. En los años sucesivos Carlo Maserati pasa también por las escuderías Isotta Fraschini y Bianchi, donde corre como piloto sin por ello abandonar en ningún momento su afición por el diseño de proyectos. En 1908 accede al cargo de administrador delegado de la escudería milanesa Junior. Poco después, en 1909, funda una empresa propia con el objeto de fabricar un motor aeronáutico de alto nivel. Carlo Maserati fallece trágicamente el año siguiente víctima de una terrible enfermedad pulmonar.

La Società Anonima Officine Alfieri Maserati

Antes de su desaparición Carlo Maserati introduce a su hermano Alfieri, que por entonces tiene apenas dieciséis años, en la empresa Isotta Fraschini. Alfieri enseguida se gana la confianza de Cesare Isotta, que en un primer momento lo emplea como mecánico y después como piloto de carreras. En 1913 Alfieri abre su primer taller en Bolonia: un centro de asistencia de Isotta Fraschini. En 1914, involucrando también a algunos de sus hermanos, Alfieri funda la Società Anonima Officine Alfieri Maserati. Pocos meses después estalla la Primera Guerra Mundial: Alfieri y su hermano Ettore son llamados a filas, mientras que Ernesto, con solo diecisiete años, trabaja en el taller durante el día y se forma profesionalmente asistiendo a las clases nocturnas del instituto técnico.

La Gran Guerra no impide el nacimiento de Maserati

Con Italia en guerra los hermanos Maserati no se dan por vencidos: Alfieri monta los motores de las avionetas de combate y junto con el piloto Trucco patenta una bujía de elevadas prestaciones. Las bujías de Alfieri Maserati, por poner un ejemplo, fueron utilizadas por el poeta y militar Gabriele d’Annunzio en su famosa incursión aérea sobre Viena. Mientras tanto en Bolonia la Società Anonima Officine Alfieri Maserati sigue activa en varios ámbitos.

Terminada la guerra, los hermanos Maserati trasladan su taller a la zona de Pontevecchio, a un lugar más adecuado y espacioso. Aquí Alfieri, Ernesto y Ettore trabajan en el desarrollo del primer Maserati de la historia. Mario Maserati, hermano artista escasamente interesado por el mundo del motor, recibe el encargo de dibujar el logotipo de la empresa recién fundada. Por consejo del marqués Diego de Sterlich, gran amigo de la familia, Mario opta por utilizar uno de los símbolos de la ciudad de Bolonia: el Tridente de la estatua de Neptuno que se yergue en la fuente de Piazza Maggiore. Los colores elegidos para el logo de Maserati, el azul y el rojo, son también puramente boloñeses.

En 1920 Alfieri Maserati vuelve a las carreras, primero con un SCAT y después con un Nesseldorf. Las prestaciones de estos dos vehículos, sin embargo, no le convencen, por lo que en 1921 decide crear su primer automóvil de competición. Alfieri se sirve de un chasis Isotta Fraschini y monta un motor Hispano Suiza. La dificultad de la construcción se ve aún más complicada por el uso de un cambio SCAT y de otros componentes técnicos tomados de coches de la época. El vehículo creado por Alfieri debuta el 24 de julio de 1921 en el circuito de Mugello y logra un segundo puesto en su categoría. El primer triunfo se hará esperar un par de meses, en septiembre de 1921 Alfieri y Ernesto Maserati conquistan la prueba de Susa-Moncenisio y dan inicio a una serie de éxitos tal que la prensa se pregunta quién diablos es este Maserati que con un coche de fabricación propia gana carreras frente a las marcas de mayor renombre.

Comienza una era

En 1922 Alfieri Maserati empieza a trabajar para la empresa Diatto al tiempo que corre también para la escudería de competición turinesa. En 1925 Diatto se retira de las carreras por motivos financieros. Los hermanos Maserati deciden comprar, con el indispensable soporte económico del marqués Diego de Sterlich, diez chasis Diatto 30 Sport, poniendo en marcha la producción de los primeros automóviles con el logotipo del Tridente. En 1926 nace el Maserati Tipo 26, evolución del Diatto GP 8C. Los diseños de Alfieri toman cuerpo y sus sueños se convierten en realidad.
 

Fallece Alfieri y vuelve Bindo

Alfieri logra varias victorias a principios de los años treinta; el primer triunfo internacional de Maserati tiene lugar en el Gran Premio de Trípoli de 1930. Los éxitos se suceden y los avances siguen al mismo ritmo con la fabricación de coches de carreras. Alfieri Maserati recibe el título honorífico de Cavaliere del Lavoro ("Caballero del trabajo"), otorgado por el Gobierno Italiano, pero muere en 1932 durante una intervención quirúrgica en el único riñón que le quedaba tras haber sufrido un terrible accidente en 1927. Los hermanos Maserati están de duelo pero no se rinden: Bindo deja la fábrica Isotta Fraschini, se une a la empresa familiar y ocupa el puesto de presidente de Maserati; la historia del Tridente continúa.

Secuencia de contenido de celebración del centenario