100 years

8CM

1933

Maserati 8CM

El Maserati 8CM fue uno de los primeros monoplazas de carreras del Tridente. Era un automóvil especialmente potente: contaba con un motor de ocho cilindros en línea de 2991,4 centímetros cúbicos capaz de desarrollar, en su versión más potente y refinada, 240 caballos a 5800 revoluciones, veinte más que el modelo original, logrados gracias, entre otras modificaciones, a los cambios introducidos en la carburación. Sin embargo tenía un punto débil, el chasis: la base del Maserati 4CM 1100 resultaba ser demasiado frágil para albergar sin problemas de resistencia toda la potencia del propulsor de ocho cilindros, hecho que al principio condicionó las prestaciones de este monoplaza.

Inicio de fabricación 1933
Final de fabricación 1935
Victorias 1
Chasis largueros con travesaños de acero perfilado
Longitud 3850 mm
Anchura 1570 mm
Altura 1200 mm
Distancia entre ejes 2560 mm
Peso 785 kg
motor L8, anterior longitudinal
Cilindrada 2991,4 cm3
Potencia 176 kW (240 CV)
Velocidad máxima 250 km/h
Transmisión manual de 4 velocidades

El 8CM y las carreras

Un destino di successo

A pesar de que Maserati no atesoraba aún demasiada experiencia en lo que a monoplazas se refiere, el Maserati 8CM se construyó en breve tiempo. En marzo de 1933 se culminó la fabricación del primer vehículo, con el bastidor número 3005. Raymond Sommer lo estrenó en carrera en el Gran Premio de Túnez de ese mismo año. El debut no fue de los más felices: el coche tuvo que retirarse por problemas técnicos. Estos problemas de juventud, sin embargo, se solucionaron enseguida: para el Gran Premio de Montecarlo ya había un segundo vehículo listo, el número 3006, con el que Zendher tomó parte en la competición del principado monegasco. Esta primera versión del 8CM no logró resultados de alto nivel a causa de su chasis, demasiado endeble para soportar tanto los esfuerzos a los que lo sometía el potente propulsor de ocho cilindros como los enormes frenos de tambor de 400 milímetros. Giuseppe Campari fue uno de los pilotos que se quejó por estos problemas, debidos a la excesiva fragilidad del bastidor procedente del Maserati 4CM 1100. En aquel período el Tridente ponía mucho más interés en la innovación motorista que en el estudio de los chasis.

Punto de inflexión con Tazio Nuvolari

La llegada de Tazio Nuvolari a Maserati marcó un verdadero punto de inflexión en la evolución del 8CM. Nuvolari, que ya había dispuesto de un 8CM, comprado por Sommer, conocía perfectamente las limitaciones del chasis. El Tridente ya tenía listo en sus talleres un ejemplar, el 3007, encargado por la escudería Ferrari, que jamás lo retiró. El piloto encomendó a su mecánico de confianza, Decimo Campagnoni, y a Luigi Parenti, mecánico del Tridente, que lo modificaran. Fue robustecida la estructura delantera del bastidor y llegó una nueva caja de la dirección que reemplazó la del Fiat 522 montada anteriormente, mientras que el sistema de frenos fue modificado para asegurar una mayor modularidad. Gracias a estos cambios, el Maserati 8CM número 3007 de Tazio Nuvolari se llevó el triunfo en su estreno en el Gran Premio de Bélgica.

La evolución de la técnica

El Maserati 8CM tenía como base el chasis del Maserati 4CM 1100, especialmente liviano gracias a sus moderadas dimensiones. En su parte delantera, en lugar del motor de cuatro cilindros en línea del modelo tomado como base, se hallaba alojado un potentísimo propulsor de ocho cilindros y 2991,4 centímetros cúbicos que se distinguía por las refinadas soluciones de construcción que incorporaba. El compresor Roots con carburador Weber y la distribución de dos válvulas por cilindro con doble árbol de levas en cabeza y lubricación forzada eran algunas de las características de esta unidad, con un diámetro de 69 milímetros y una carrera de 100 milímetros. Con el tiempo, los 220 caballos originales se vieron incrementados con otros veinte, logrados gracias a los cambios introducidos en la carburación, y la relación de compresión pasó de 5.26:1 a 6.35:1, llevando la potencia máxima de las 5500 revoluciones por minuto del régimen original a las 5800 del definitivo. El encendido era simple; los pilotos, según sus preferencias, se servían de magnetos Bosch o Scintilla. Lo mismo ocurría a la hora de elegir los neumáticos, que podían ser Pirelli, Englebert o Dunlop. En 1934 Maserati introdujo cambios en el vehículo para adecuarse a los reglamentos de las varias competiciones. El 8CM se caracterizaba por tener un depósito de carburante, con una capacidad comprendida entre los 150 y los 170 litros, montado detrás del habitáculo, una ubicación particularmente peligrosa en caso de accidente. Para agilizar los repostajes durante la competición se instalaron dos bocas de llenado, conocidas como “tipo Maserati” a pesar de ser una patente del boloñés Giuseppe Bonora. Además, debajo del asiento del piloto se alojaba un depósito de aceite de 43 litros y el automóvil disponía de unos enormes frenos de tambor de accionamiento hidráulico de 400 milímetros. A lo largo de los años los varios pilotos dispusieron la introducción cambios diversos en sus bólidos, con motores de más de 300 caballos y con experimentos que preveían el uso combinado de dos compresores Roots, después descartados en favor de una solución más sencilla de compresor único.

Technical details

01

La Maserati 8CM venne costruita sulle basi della Maserati 4CM modificandone alcune caratteristiche ed aggiungendo un nuovo motore otto cilindri.

02

Il potente motore a otto cilindri sovralimentato ed i grandi freni a tamburo da 400 millimetri permisero prestazioni eccellenti, mandando però in crisi il telaio, troppo leggero ed elastico per sopportare le sollecitazioni meccaniche.

03

Debuttò al Gran Premio di Tunisi il 26 Marzo del 1933 e venne guidata da Giuseppe Campari e da Tazio Nuvolari, anche se le prestazioni si rivelarono soddisfacenti solo dopo un aggiornamento del telaio nel 1934.

Secuencia de contenido de celebración del centenario