100 years

150GT

1957

Un Spider único

Hacia mediados de los años cincuenta, Maserati participaba en las carreras con un "barchetta" de dimensiones extraordinariamente compactas, el Maserati 150S. También fue fruto de la evolución de este vehículo el Maserati 200S, tomado como base para la fabricación de una única variante de calle, el Maserati 150 GT, que se sirvió de diversas partes de otros automóviles del Tridente. El Maserati 150 GT fue carrozado por Medardo Fantuzzi en 1957 en un único ejemplar que empleaba una mecánica derivada directamente de los vehículos de competición, con un chasis que permitía un manejo marcadamente deportivo y propiciaba un extraordinario placer en la conducción.

Inicio de fabricación 1957
Final de fabricación 1957
Victorias 0
Chasis tubular
Longitud 4400 mm
Anchura 1804 mm
Altura 1140 mm
Distancia entre ejes 2250 mm
Peso 600 kg
motor L4, anterior longitudinal
Cilindrada 1484 cm3
Potencia 96 kW (130 CV) a 7000 revs./min.
Velocidad máxima 200 km/h
Transmisión manual de 4 velocidades

Maserati 150 GT: la técnica

Maserati tomó como base el chasis 003, el de un Maserati A6GCS utilizado en las carreras, al que se aplicaron partes de otros automóviles del Tridente. Todo comenzó con la instalación del motor de cuatro cilindros de competición del Maserati 150S de 190 caballos a 7500 revoluciones por minuto, maniobra que requirió la modificación de los soportes del bastidor, así como de otros elementos. Al propulsor de dos litros se le conectó el cambio de un Maserati A6G/2000, al que le fueron modificadas las velocidades, mientras que otros elementos procedían de los Maserati 200S y A6GCS. El sistema de frenado delantero era el del Maserati 250F, como también la dirección, que sin embargo fue remozada con varios componentes del Maserati A6G/2000. Del Maserati 200S se tomó el radiador, del 150S la bomba de aceite, mientras que los frenos traseros eran los de un Maserati A6GCS.

La obra maestra de Fantuzzi

Tras haber ultimado la parte técnica, Maserati envió el chasis a la Carrozzeria Fantuzzi, para que los especialistas crearan la parte exterior del vehículo. Se optó por una configuración Spider fabricada con paneles de aleación ligera. Varios guiños al estilo Zagato, come la rejilla delantera, y Allemano, como los pasos de rueda, acompañaron un trabajo estéticamente perfecto, que combinaba proporciones de lo más atinadas aunando deportividad y elegancia. Todo ello se remató con el revestimiento exterior con pintura de color marfil acompañado de un magnífico tapizado de cuero marrón en el interior.

Demasiado bonito para ser real

Una vez construido el primer ejemplar del Maserati 150 GT, los dirigentes del Tridente estudiaron la posibilidad de producirlo en serie. Dadas sus características, sus prestaciones y su belleza estética, el Maserati 150 GT, en efecto, hubiera podido gozar de una gran aceptación en el mercado. Sin embargo los elevados costes de producción, debidos al uso de componentes específicos de los coches de carreras y los obligados trabajos de adaptación desalentaron a Maserati, truncando sus primeras intenciones de lanzamiento al mercado, y le decidieron a concentrarse en el desarrollo del nuevo Maserati 3500 GT, hecho que convirtió al Maserati 150 GT en un ejemplar único, hoy día considerado uno de los modelos de mayor valor de la historia de Maserati.

Technical details

01

Todo arrancaba del chasis 003: Medardo Fantuzzi carrozó un Maserati A6GCS como un Spider, dando lugar de este modo al Maserati 150 GT, uno de los automóviles más elegantes de la historia del Tridente.

02

Técnica de competición y motor del Maserati 150S de 190 caballos. Elementos derivados de los Maserati 200S y A6G/2000, suma perfecta de excelencia y carácter deportivo.

03

A pesar de estar listo para la fabricación en serie, el Maserati 150 GT acabó convirtiéndose en un ejemplar unico a causa de los elevados costes de producción y por la llegada del Maserati 3500 GT.